En alquiler » Aromas

AROMAS
Eduardo Chillida (1924 - 2002)

Reflejo del poema “Guiado por un aroma” escrito por el artista en sus últimos años de vida, este trabajo aúna obra gráfica, poemas y citas filosóficas, y nos muestra algunos de los temas claves que marcaron su trayectoria: el tiempo, el espacio, la gravedad, la música, la libertad, la materia, la tolerancia, la luz y el mar. Artista de espíritu honesto y humilde, Chillida se deja guiar en toda su obra por los materiales, ellos le inspiran e indican el camino a moldear, desde el alabastro, la piedra, el acero, el hierro, o el papel.

“Aromas” fue editado por el francés Edouard Weiss en el año 2000, con motivo de la celebración del 76 aniversario del artista, y consta de nueve capítulos. Cada uno de ellos comienza con un grabado, acompañado de una frase de un reconocido autor y las reflexiones del propio Chillida. El libro incluye citas de veintiún escritores, filósofos y artistas de diferentes épocas, cuyos pensamientos y reflexiones encuentran su eco en los del propio Chillida.

Compuesto por cinco aguafuertes, tres xilografías, dos serigrafías con relieve, veintidós bocetos y dibujos, junto a 38 páginas de texto de las cuales 27 están en anverso-reverso, en él están presentes las tres técnicas que el artista utilizó en su obra gráfica. Su hijo Ignacio Chilllida se encargó de la impresión del libro en el taller Hatz de San Sebastián, y entre los bocetos, se incluyen algunos realizados para el Peine de los Vientos y el Monumento a la Tolerancia en Sevilla.

La edición consta de 160 ejemplares; ciento veinte sobre papel blanco Eskulan con la numeración 1-120; nueve ejemplares numerados I-IX (suite); otros nueve ejemplares numerados I-IX (suite en papel Eskulan gris); diez ejemplares numerados H. C. 1-10; y doce pruebas de artista numerados E. A. 1-12. Hay igualmente una edición facsímil ordinaria en tamaño 20 x 16 cm, realizada por el mismo editor.






La caja encuadrada que resguarda el tomo está formada por collages inspirados en las monumentales puertas que Chillida realizó para la Basílica de Aranzazu. La delicadeza de cada ejemplar se debe a un perfecto equilibrio entre la labor del artista, el editor, los tipógrafos Julián Weiss y Francis Mérat y la atenta mirada de su esposa Pilar Belzunce y su hijo Ignacio.

“Puedo actuar en campos muy variados, pero lo que emparenta el arte, lo que tienen en común todas las artes es que están obligadas a presentar dos componentes que al mismo tiempo no pueden faltar: la poesía –es necesario la poesía y la construcción- Si no , no hay arte.” - Eduardo Chillida.



Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestra web mediante el análisis de tu navegación en nuestro sitio. Si continúas navegando, consideraremos que aceptas su uso.
Siempre podrás revocar tu consentimiento y obtener más información aquí.